Hacela tu Página de Inicio
Google

 

 

 

 

 

Comentario de Datelli

Actualizado al 21/04/2014
La nota es actualizada los días Lunes.

 

Los apostadores, por cuestiones matemáticas, nos enfrentamos a condiciones harto desventajosas, como en cualquier juego donde tenemos que desafiar al azar o, en este caso, derrotar a Garfio. Todos aquellos que asumimos esto como parte del juego sabemos que, en todo entretenimiento, tenemos que poner de manifiesto nuestra habilidad para ganar, incluso en la Quiniela. Obviamente, aún con la matemática que nos muestra algo en claro, apostamos por uno y tenemos 99 en contra, siempre es divertido inmiscuirse en los enredos del Capitán y tratar de descifrar como va a manifestarse. Si partimos de los números con los que creemos Garfio puede expresarse, no estaremos eligiendo sobre 100 números, sino sobre los que surjan de analizar los posibles de acuerdo a las efemérides. En primer lugar, da que pensar el por qué al haber tantas efemérides puntuales, los aciertos se complican más. Conocer en profundidad la mayor cantidad de efemérides y ambos asociados para estar en posición de alerta, resultará beneficioso. Arrancando con la nueva semana, fue, casualmente, el mismo año en que nació Cristóbal Colón, 1451, cuando nació también Isabel I de Castilla. Este acontecimiento y, principalmente, el hecho de que dos personajes cuyas misiones se cruzaron en la historia (hay quienes sostienen que Isabel I financió con sus joyas el viaje que llevaría a Colón al descubrimiento de América) posean un origen temporal común podría ser muy tenido en cuenta por Garfio durante la presente semana. Isabel I de Castilla nació, el 22 de abril de 1451, en Madrigal de las Altas Torres (Ávila). Su madre, Isabel de Portugal, había recibido esta villa como dote de su boda con Juan II, rey de la dinastía de Trastamara de Castilla y papá de la niña. A sus 16 jóvenes años, el destino cambió la suerte que la historia tenía reservada a Isabel, el problema de su hermano de padre, el rey Enrique IV (apodado el Impotente, incapaz de reinar) y la prematura muerte (en 1468) de su otro hermano, de doble vínculo, Alfonso, convierten a Isabel en candidata al trono de Castilla. En esta efeméride es importante destacar el 92-563-61 (como se puede apreciar se trataría de números repetidos) y el 497 que corresponde al nombre Isabel. Si cambiamos de efeméride y nos ubicamos, de vuelta en nuestro país, en la circulación del Tranvía en Buenos Aires, podemos tomar en cuenta el año y el significado (1897 y 96), la tracción que finalmente dominaría la escena, y también la mejor documentada, fue la eléctrica. Aparece, en Buenos Aires, en el año 1897 y desaparecerá, en la localidad de La Plata, en el año 1966. Si bien como derivaciones históricas de los mismos hoy contamos no sólo con la extensa red de subterráneos sino también con la línea ferroviaria a Campo de Mayo (en Buenos Aires) y las de trolebuses (en Rosario y Mendoza). Tras su primera aparición porteña, durante el período de ocho años que transcurrió entre 1906 y 1914, aparecieron diez servicios en otras tantas ciudades. Y, finalizada la Gran Guerra, se completaría la nómina con las tres redes restantes del interior, la última de ellas en el año 1928. Así como la guerra de 1914 podría haber atrasado el proceso de electrificación de algunas ciudades, la de 1939 dejó sin repuestos al parque automotor, recargando en los servicios tranviarios el transporte de los pasajeros de los ómnibus. Ya desde la década de 1920 se diseñan y fabrican tranvías en nuestro país, en los talleres de las empresas porteñas y rosarinas y en fábricas como CATITA y las pertenecientes a Fabricaciones Militares. Los últimos en MATERFER, ciudad de Córdoba. En varias ciudades se reconstruyeron carrocerías en base a diseños locales. En cuanto al juego, nuestra fuente de apuesta nos señala, claramente, que son varios los números de la decena de 90 que aún pueden salir, o incluso repetirse, ya sean el 96-97-92 o bien el 17 por los 117 años del tranvía eléctrico en Buenos Aires. Otro de los temas a considerar en la semana, y que no podemos dejar de citar, es el fallecimiento, el 22 de abril de 1616, de Miguel de Cervantes Saavedra. Sin lugar a dudas, el más insigne escritor de las letras españolas. Cervantes nació, el 29 de septiembre de 1547, en Alcalá de Henares (Madrid). Si bien la verdadera y sumamente merecida fama le viene a Miguel de Cervantes por su inmortal novela “Don Quijote de la Mancha”, presentada en dos partes (la primera de ellas, sin dudas la más importante, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha se publicó en 1605, con un éxito inmediato), el autor es dueño de obras de menor repercusión pero de igual maestría. El 16 y el 116 son importantes en esta efeméride. El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial ya que ese día, en 1616, fallecieron Cervantes, Shakespeare y el  Inca Garcilaso de la Vega. El valor de las ideas guarda una importancia crucial para la humanidad. Es más, y durante siglos, se ha guardado un profundo respeto por todos aquellos que hayan tenido una idea. No obstante, aún existen personas que creen que la mejor idea es el capital o, mejor dicho, que idea sin capital no prospera. El Papa Francisco, en uno de sus últimos discursos, hizo mención al “Dios Dinero” en forma irónica, una frase que simboliza muchísimas cosas que los seres humanos parece no darnos cuenta. Les dejo para esta semana: 82-66-67-28-16-216-68-75-22-63-97, juegue moderadamente. 



 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Copyright 2000-2008 OraculoSemanal.com - Todos los Derechos Reservados